Cómo difundir con éxito un post de un blog

rana-ayuno

De como un blog y sus post pueden ser igual que el sapo contenedor de agua (Cyclorana platycephala).

Hoy en día casi todas las personas tienen, tenemos, un blog, ya sea de uso personal o profesional, pero muchos no tienen el alcance que se merecen.

Hay veces que un gran artículo pasa inadvertido entre los múltiples artículos que cada día surgen en las redes sociales. Y otras muchas publicaciones que no son demasiado interesantes, que no aportan nada nuevo y que son textos que deberían de quedar en el olvido reciben multitud de visitas y son ampliamente difundidos en diferentes redes sociales.

A la pobre rana esta le pasa algo parecido, con todo el mérito que tiene estar en pleno desierto 10 meses sin bebida ni comida, no la conoce nadie. Pero otros batracios que no hacen nada de mérito en su mundana charca aparecen en muchas imágenes de blogs o en artículos sobre naturaleza.

No es justo.

¿Cómo poder conseguir que nuestro post tenga la máxima difusión posible?

Hay que tener en cuenta varios aspectos al escribir un post en un blog

  • Se diferente, original y haz que tu contenido sea bueno: Si vas a escribir otro artículo sobre “10 cosas que debería saber un Community Manager” que sepas que hay 1000 que han escrito ya sobre el tema y que vienen otros tantos mil. Y encima las 10 cosas son textos bastante inservibles. Así que ten en cuenta que la gente no va a estar demasiado interesada en difundir (oooootra vez) este material. 
  • Titulo: el título tiene que ser llamativo pero sin caer en títulos engañosos que no tengan que ver con el contenido del artículo. Debe ser un título corto para que se pueda compartir fácilmente y es recomendable que contenga ciertas keywords para búsquedas en redes sociales o buscadores varios. Hay casos en los que la gente comparte sistemáticamente ciertos post casi sin mirar (en algunos casos sin abrir el enlace…cosas de las redes sociales y el socialmierdamedia), pero para ello es necesario que el título llame la atención.
  • Primer párrafo: un gran porcentaje de lectores no pasan del primer párrafo de un artículo. Cuando escribes debes de tener en cuenta que esos primeros segundos de lectura son vitales para crear interés en el lector. En un bar tienes 20 segundos para que la chica o el chico no te vuelvan la cara o se vayan a la barra huyendo…aquí es igual.
  • Extensión: Un post “del gusto de Google” debería tener al menos entre 300 y 500 palabras. Si va a ser de más tamaño es porque el tema lo necesita, escribir por escribir solo hará que ese lector no se fidelice. Por otro lado, si se tiene que hacer un texto corto no ocurre nada por hacer un post “corto” pero alargarlo para llegar a 400 caracteres con obviedades o repeticiones hará que el lector se canse. Usa lo que debas usar. Ni más ni menos.
  • Fácil lectura: ameniza el contenido con imágenes o palabras clave en negrita que amenicen la lectura. No te extiendas en textos farragosos demasiado largos y técnicos. Escribe un texto como si fueras tú quien lo va a leer, piensa en cómo te gustaría que fuese si leyeras a otro. Las fotos de gatitos son buenas pero tienes que saber usarlas…
  • Redes Sociales: vitales en la difusión, ten en cuenta las redes sociales en el sentido de poner el título corto, un enlace acortado, y nombra a las fuentes (de información y de imágenes) para poder hacerles un guiño posteriormente en las redes. Recuerda implementar iconos de redes sociales mediante algún plugin que permita compartir tu contenido de forma fácil y sencilla. ¿te has comportado debidamente en tu vida en el Social Media como para que ahora te “devuelvan el favor”?
  • Gente de tu sector: intenta estar en grupos de debate o foros de información en los que haya gente relacionada con el tema o sector sobre el que hablas. Un grupo en Facebook o en Linkedin es un buen sitio para debatir, compartir experiencias, difundir post interesantes de manera que tu presencia en él aporte algo a los demás. Será entonces cuando puedas difundir tu propio contenido y conseguir que los demás lo muevan. Si solo compartes lo que tú escribes será considerado como “autobombo” y no conseguirás ese efecto viral de difusión que persigues. Comparte y recogerás lo que has sembrado. Se egocéntrico y orgulloso y el tiempo te pondrá en tu lugar.
  • Originalidad: ¡¡me repito si, me repito!! Lo he puesto al principio: si no eres original vas a ser uno más de los miles o cientos que escriben en tu sector. Seguramente no seas el primero (si lo eres habrás ganado la pole position y la difusión será mayor probablemente) así que la originalidad es vital para llamar la atención y que tus artículos se muevan en la nube.
  • Bookmarking: Si difundes tus artículos en agregadores de noticias (el más conocido es Menéame) aumentarán las opciones de visibilidad de ese contenido por parte de más gente. Esto es de cajón.
  • Y lo más importante, el Contenido: Es tan importante, que vuelvo a insistir. Si el contenido es de calidad, si vale la pena invertir tiempo en leerlo y difundirlo, si quien lo comparta aumentará su marca personal gracias a que ese contenido es bueno (aunque no sea propio), entonces ese artículo será más propenso a viralizarse que otro cualquiera.

Se supone que con estos puntos puedes crear tu propia estrategia de difusión de contenido. Si has generado ya artículos en tu blog pero no se han difundido bien, no te preocupes: la rana del ayuno estuvo también 10 meses aguantando. A replantear el tema y ¡¡a por todas!! ¡¡Suerte!!

 

Share and Enjoy

  • Twitter
  • Google Plus
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email

Comments

  1. By Begotzudiez

    Responder

    • Responder

  2. Responder

    • Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>